Saltar al contenido
Cócteles y Tragos

Caipirinha

La caipirinha o caipiriña es seguramente el combinado más famoso de Brasil. Este trago a base de Cachaza o Cachaça se empezó a usar en fiestas y eventos en Brasil durante el siglo XIX, ya que este licor a base de azúcar de caña de la región era más accesible que otros licores importados, como el Whisky o el vino. Se combinaba con diferentes frutas tropicales, pero eventualmente la lima fue la opción predominante, que junto con el hielo para hacerlo más refrescante para combatir el calor propiciaron la receta clásica que aquí te traemos.
Si quieres saber como preparar un Caipirinha original, fácil y rápido, no esperes más y sigue leyendo.

Receta del Cóctel Caipirinha original

Ingredientes para su elaboración

  • 75ml (2 1/2 oz.) de cachaza
  • 1 lima
  • hielo picado
  • 3 cucharadas de azúcar

Guarnición

  • Rodaja de lima (opcional)

Utensilios

Para su elaboración:

  • Vaso ancho y cuchara mezcladora o coctelera
  • Mortero

Se sirve en:

  • Vaso largo

¿Como preparar un Caipirinha casero?

  1. Corta la lima por la mitad y retira la parte blanca del centro, ya que es muy amarga.
    A continuación sigue cortando la lima por la mitad sucesivamente hasta tener unos 8 trozos. Echa los trozos en un vaso bien ancho o coctelera y añádele 3 cucharadas de azúcar.
  2. Ahora con la ayuda de un mortero, pica la mezcla para sacar el zumo de la lima y que absorba bien el azúcar.
  3. En este momento, añádele hielo picado hasta que llenes más o menos tres cuartas partes del vaso, y vierte la cachaza, para después removerlo todo con una cuchara o batirlo bien en caso de usar coctelera.
  4. Si usaste coctelera ha llegado el momento de verter la mezcla (con el hielo picado incluido) en un vaso ancho.
  5. Para acabar, termina de llenar el vaso con un poco mas de hielo picado y aplástalo ligeramente.
  6. Este cóctel tropical se bebe con una o dos pajitas y se sirve bien frío.

Lista de Recetas clásicas de la Caipirinha para tus eventos y ocasiones especiales

Caipiriña sin alcohol

Con está versión sin alcohol de la Caipirinha tus hijos en verano también podrán disfrutar de este refrescante trago. Genial para cualquier fiesta en la que tengas invitados que vayan a conducir o embarazadas. Si quieres saber como preparar esta versión pincha en este enlace para ver nuestra receta del caipirinha sin alcohol.

Caipirinha con ron

Vaya, no te gusta la Cachaza, o se te ha acabado, o simplemente eres un amante del Ron. Pues no eres el primero ni el último al que le pasa esto. Puedes hacer un Caipiriña a base de ron blanco, de la misma manera que la versión original. Como ya te habrás imaginado solo tienes que cambiar el licor brasileño por un ron blanco cubano como el Bacardi, procura que sea auténtico de Cuba para mantenerte fiel al sabor tropical.

El mejor ron para preparar un cóctel Caipirinha de ron es el que te guste más a ti. Pero si quieres algunas ideas nosotros te recomendamos los siguientes:

 

 

Caipirinha rojo a base de fresa

Se elabora exáctamente igual que la receta original, salvo que al momento de picar las limas con el mortero le debes añadir una buena cantidad de fresas cortadas en láminas para que saquen su jugo y le den un color rojo a la mezcla. Esta receta se parece mucho al mojito de fresa, si quieres hacerte una idea de como preparar este trago ¿Porque no visitas nuestra receta del mojito de fresa?

 

Caipirinha verde a base de kiwi

Elaborar un cóctel de color verde a veces puede ser más fácil de lo que crees, como en este caso. Como en el caso anterior, debes seguir los pasos de la receta original. Pero cuando llegue el momento de picar las limas también debes incorporar los Kiwis. En este caso, sin embargo, te recomendamos que uses 2 kiwis, pero en vez de tratar de mezclarlos diréctamente con el mortero hagas primero una especie de pasta o crema con ellos.

Para ello, pela los kiwis y cortalos en trozitos, mételos en una batidora eléctrica o Thermomix un par de segundos y ya tienes lista tu crema para incorporar a las limas con el azúcar para que consigas un auténtico color verde. Si no tienes una thermomix o similares puedes conseguir el mismo efecto aplastando los kiwis con un tenedor, aunque te llevará un poco más de tiempo.