Saltar al contenido
Cócteles y Tragos

Paradise

El cóctel Paradise o Paraíso, es un trago Clásico, aunque no es de los más conocidos. A base de ginebra, zumo de naranja y un licor de Albaricoque como el Apricot Brandy hacen de este trago una deliciosa opción para mezclar con ginebra.

A pesar de no ser de los clásicos más famosos, hace unos meses salió una interesante noticia: Snoop Dog, entre otros, participó en un acto del libro Guiness de los Récords por preparar el cóctel Paradise más grande del mundo, nada más y nada menos que 500 litros de bebida. Pero tranquilo, que nosotros no prepararemos una versión tan grande.

A pesar de esta divertida noticia, lo cierto es que el origen del Cóctel es un poco más triste. El trago fue creado por Harry Craddock en Estados Unidos. Un Barman que perdió su empleo durante la Ley Seca. Por ello, tuvo que emigrar Londres para poder seguir trabajando de lo que más quería y sabía.

Más tarde en 1930 escribió un libro con todas sus recetas. Donde se incluye este cóctel clásico, así como otros cócteles famosos como el White Lady, del que también tenemos la receta.

Receta del Cóctel Paradise original

Ingredientes

  • 30ml (1 oz.) de Ginebra
  • 22ml (3/4 oz.) de Apricot Brandy
  • 15ml (1/2 oz.) de Zumo de naranja
  • Hielo

Guarnición

  • Rodaja de naranja

Utensilios

  • Coctelera
  • Se sirve en copa larga o copa tipo Martini

¿Cómo preparar un auténtico Cóctel Paradise?

  1. Agrega unos hielos a la coctelera.
  2. A continuación vierte la Ginebra y el Licor de albaricoque junto con el zumo de naranja.
  3. Agita bien la mezcla unos segundos para integrar todos los elementos.
  4. Sirve el resultado en una copa tipo Martini o una copa larga sin el hielo.
  5. Si quieres, remata este cóctel con una rodaja o piel de naranja como decoración final.

Consejos sobre el cóctel Paradise

Como siempre que nos encontramos ante un zumo te recomendamos que lo hagas tu mismo. Es verdad que cuando se trata de un jugo de alguna fruta como el melocotón, sin tener una batidora eléctrica o Thermomix, esto puede ser una tarea imposible.

Pero en el caso de frutas cítricas como la naranja no tenemos excusa. Y lo cierto es que tu paladar e invitados te lo agradecerán.